diumenge, 18 de juny de 2017

La esperanza es esa cosa con plumas (Hope is the thing with feathers, Emily Dickinson)


y así continua:

La esperanza es esa cosa con plumas
que se posa en el alma,
y entona melodías sin palabras,
y no se detiene para nada,
- Emily Dickinson

¿En cuantos momentos podríamos aplicar el concepto? ¿Es lo que nos mueve o lo que nos impulsa? Y en ese desconocimiento hasta de nosotros mismos, me gustaría compartir mi pensamiento y unas imágenes:

En el cristal
gotas invertidas de agua que no llueve,
en el espejo
sombra de un futuro,
en el aire
palabras que nunca se dijeron,
en el reflejo
los ecos de un pasado,
en el alma
rojo color de incendio.
-Carmen Sanzsoto


4 comentaris:

  1. L'esperança, efectivament, ens impulsa, ens mou i ens fa tirar endavant. Què faríem sense aquesta cosa amb plomes?

    ResponElimina
  2. No voldria que una pilota de pàdel aterrés al meu cor... perquè ho digui Dickinson.
    Ara, les "gotas invertidas de agua que no llueve" les acceptaria millor dins del cor.
    Salut sempre.

    ResponElimina
  3. "Esperanza" un simple palabro que hoy intento encajar sin mas significado que el que yo quiera darle darle en esa eterna búsqueda del ¿que nos impulsa a seguir adelante?. No creo que nunca llegue a encontrar la respuesta, pero si miro al cristal, aunque invertida me dará mi imagen, y esa imagen me dice lo que escribí al principio del video.

    Cabalgando en el tiempo
    soy lo nuevo y lo viejo
    soy lágrima de guerras.

    ResponElimina
  4. El alma ha de tener color de viento y de fuego,
    dime si no, a qué tenerla; para amasar pan
    machaco el trigo, y en un horno se convierte;
    el alma ha de ser de azul y verde,
    porque cuenta por su bien flores y cielo,
    porque el alma no es algo que llevamos, sino que lleva;
    porque el alma grita y aletea, y habla hondo,
    y se encadena con otra alma que gime
    y se abraza a otra alma que llega,
    pero nace y se funde en la madera
    del trono del alma a la que ama.

    ResponElimina